Sábado, 28 Noviembre 2020

Según un informe publicado en Scientific American, las lágrimas contienen trazadores que pueden utilizarse para la detección temprana del cáncer, diabetes y párkinson.

lagrimas 600Las lágrimas pueden proporcionar una alternativa económica, rápida y fácil de usar para controlar la salud/ya-viju

De acuerdo al artículo, alrededor de siete microlitros de lágrimas están presentes en cada ojo, lo que equivale a una décima parte de una gota de agua. Estas entregan oxígeno y nutrientes a los ojos, eliminan los desechos, sirven como la primera línea de defensa contra los patógenos y ayudan a curar las lesiones.

Las lágrimas también contienen trazas de las diversas sustancias químicas presentes originalmente en la sangre, algunas de las cuales sirven como marcadores de enfermedades. Por ejemplo, contienen glucosa, que puede indicar diabetes, o enzimas que apuntan a una posible enfermedad hepática. La investigación "Biomarcadores de líquido lagrimal en enfermedades oculares y sistémicas: uso potencial para la medicina predictiva, preventiva y personalizada" publicada en la revista de medicina predictiva, preventiva y personalizada (PPPM), demostró que los marcadores de muchas de las enfermedades más comunes y devastadoras, como el cáncer, la esclerosis múltiple, la diabetes mellitus, la fibrosis quística y la enfermedad de Parkinson, se encuentran en las lágrimas. De igual modo, ya se está trabajando para validar el uso de tales marcadores para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer.

El informe también señala que, recientemente, se ha desarrollado una tecnología llamada TearExo para la detección del cáncer de mama utilizando lágrimas recolectadas por los propios pacientes. Eso podría reducir en gran medida los costos de las pruebas y permitir una detección de malignidad más temprana que la que pueden proporcionar las mamografías.

Las pruebas de lágrimas también podrían tener un impacto en la pandemia de COVID-19. Actualmente, hay una investigación en marcha que se ha centrado en desarrollar una prueba para diagnosticar infecciones por SARS-CoV-2, así como documentar infecciones previas, a través de pruebas de anticuerpos. Por lo general, estos análisis se realizan con sangre, pero el ARN del coronavirus también se ha detectado en las lágrimas, y los anticuerpos contra el virus también se pueden medir en las lágrimas.

Esto significa que se podría desarrollar una prueba de lágrimas rápida y barata en un futuro próximo y, dado que no se utilizan agujas, esta también podría, en principio, autoadministrarse en casa, resalta el informe.

No obstante, el artículo menciona que las posibles ventajas de las lágrimas como indicadores de salud van más allá de las pruebas ocasionales. Una tecnología prometedora basada en lágrimas es una lente de contacto inteligente que monitorea continuamente los biomarcadores de un paciente, mejorando significativamente la detección temprana y prevención de enfermedades. Esta tecnología, ha atraído la atención de Novartis y Google, entre otras empresas importantes, y actualmente se encuentra en desarrollo en laboratorios de investigación de todo el mundo.

lente de contacto google novartisLente inteligente de Google y Novartis/Google

Un paso importante en su desarrollo fue el primer lente de contacto independiente con una batería integrada, en 2019. Más recientemente, se ha desarrollado con éxito un lente de contacto inteligente para la monitorización continua de la glucosa y el tratamiento de la retinopatía diabética. Tal producto probablemente no estará listo para uso comercial durante varios años. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, alrededor de 45 millones de personas en los EE. UU. ya usan lentes de contacto para corregir su visión. Cambiar a una versión inteligente sería simple para ellos y, por supuesto, puede usar lentes inteligentes incluso si la visión es perfecta.

Al igual que con la detección de enfermedades, se pueden usar modelos con ratones para encontrar marcadores de lágrimas para condiciones que van desde la contaminación ambiental hasta el estrés crónico y el abuso de drogas. En 2019, Anis Barmada, estudiante e investigadora de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, trabajó en el desarrollo de una técnica que permitiera la primera detección de marcadores de metabolitos en lágrimas en ratones.

Según Barmada, “este fue un desafío porque las lágrimas de un ratón tienen menos del 10 por ciento del volumen de lágrimas humanas. Pude superar este desafío usando hilos delgados para absorber cantidades muy pequeñas de líquido de la superficie del ojo, similar a cómo una toalla de papel absorbe el agua”.

En 2018, la NASA propuso usar marcadores de lágrimas para monitorear la salud de los astronautas en el espacio. “Esto nos permitiría comprender mejor los efectos sobre la salud humana de la exposición a largo plazo a factores ambientales espaciales como la radiación y la ingravidez” indicó. Los marcadores de lágrimas de astronautas nuevos y veteranos sin exposición al espacio se usarían para establecer una base de datos de salud, que podría ser uno de los primeros peldaños para hacer de la colonización espacial una realidad viva.

Esto es solo la punta del iceberg cuando se trata del potencial de las lágrimas más allá del llanto. “Las lágrimas pueden proporcionar una alternativa económica, rápida y fácil de usar para controlar la salud” resaltó la investigadora.

Dada la ventaja sin precedentes de la tecnología lagrimal para monitorear externa y continuamente la salud, y para ser utilizada incluso por personas sanas, es casi seguro que dicha tecnología conducirá a una prevención más efectiva de enfermedades, en lugar de tener que lidiar con las dificultades de tratarlas.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes