Viernes, 7 Agosto 2020
Estudio revelado en la revista Science of the Total Environment señala que su único refugio, Sundarbans, ubicado en Bangladesh no resistirá las amenazas.

tigrebengala                                                                                    Foto: Pixabay.com
 
A través de modelos de simulación por computadora basados en escenarios climáticos desarrollados por el Panel Intergubernamental de la ONU sobre el Cambio Climático, junto con el aumento proyectado del nivel del mar, un estudio publicado por la revista Science oh the Total Environment, evaluó y analizó el ecosistema de los tigres de Bengala.

Según los investigadores, los Sundarbans, ubicado en la costa sur de Bangladesh, son el ecosistema de manglares más grande del mundo, con una extensión de más de seis mil kilómetros cuadrados y el último refugio del tigre de Bengala, una especie particularmente adaptada para vivir en ese entorno.

Sin embargo, hasta el 70 por ciento del área de Sundarbans está a menos de un metro por encima del nivel del mar, lo que significa una amenaza importante para los hábitats de estos tigres, el cambio climático afectaría considerablemente. 

En el golfo de Bengala, el nivel del mar aumenta cada año unos 3,14 milímetros vinculado a la fundición de los glaciares del Himalaya. A medida que las temperaturas globales suben y el derretimiento del hielo polar aumenta el nivel del mar, la afluencia de agua salina dificulta el crecimiento de ciertas plantas.

La población global de tigres se estima en unos cuatro mil, con un comercio ilegal de sus partes, caza y pérdida de hábitat que eliminaron un 96 por ciento de los 100 mil tigres que había en 1990.

La población de ciervos manchados, alimento clave para el tigre de Bengala, se verá afectada a medida que las hojas de los árboles que comen comiencen a desaparecer.

Mientras los recursos se vuelven escasos, es más probable que los tigres se adentren en los asentamientos humanos en busca de comida, generando conflictos con los humanos, despareciendo por completo esta especie animal en 50 años.

La pérdida del ecosistema de manglar más grande del mundo también preocupa por las poblaciones humanas y otras especies animales, pues los manglares son un sistema eficaz de regulación del agua, que previene la erosión de la línea costera que actúa como cinturón de protección contra ciclones y tsunamis.

Reconocidos como ecosistemas ambientalmente críticos, los manglares almacenan gran cantidad de carbono y son muy importantes para atrapar sedimentos a lo largo de las costas. Son entornos para crustáceos y peces, además de actuar como amortiguadores de eventos climáticos extremos.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes