Miércoles, 2 Diciembre 2020

Algunas “enfermedades” como: minería de metales preciosos, de materiales fluviales o de arrastre y de hidrocarburos, afectan la Cuenca del Río Orinoco. Además de los cambios en los usos del suelo, se repiten en la mayoría de las subcuencas.  

El Reporte de la salud de la Cuenca del Río Orinoco, entregado por la WWF Colombia, le da una calificación de 3.2 sobre 5 al estado actual de éste afluente. Sin embargo, la organización señala que no se debe crear alarma, pues 8 de las 10 subcuencas evaluadas “pasaron el año” con calificaciones que se pueden considerar buenas y/o bastante buenas.

Para Luis Germán Naranjo, director de Conservación de WWF Colombia, con la calificación promedio el estado de salud del río pasó el año “raspando”. “Las calificaciones oscilan entre 2.6 para el Río Meta y 4.4 para el Matavén”, señala Naranjo.

Las principales preocupaciones que genera éste reporte son las actividades que se repiten en diversos afluentes que abastecen al Orinoco. La minería de extracción de metales preciosos e hidrocarburos en ecosistemas sensibles como humedales; el cambio del uso de la tierra para desarrollo de agricultura, lo cual genera fragmentación de los ecosistemas terrestres y acuáticos y el deterioro en la salud humana, sobretodo la desnutrición infantil, son “enfermedades” que se mantienen constantes y bajan la calificación.

Entre tanto, Delio Suárez, de la comunidad indígena La Ceiba, a orillas del Río Inírida, asegura que la comunidad está preocupada por el nivel de contaminación del afluente sobre el cual está su comunidad. Y agrega que hay empresas interesadas en la extracción de materiales preciosos en la parte alta del Inírida, por lo cual se hace fundamental que se tenga en cuenta éste reporte para decidir cómo y dónde se van a realizar éstas actividades.

Según Delio, gracias a éste reporte, se ha venido trabajando de manera conjunta para integrar los conocimientos técnicos con los ancestrales para mantener un ambiente sano en su territorio. “Hemos venido capacitando a las comunidades a orillas del Inírida para el manejo y cuidado del río”, recalca.

 

reporte cuenca orinoco

 

Tortuga Terecay (Podocnemis unifilis). Se encuentra en peligro y depende de los programas de conservación. / Foto: Jorge García. Fundación Omacha.

 

Un proyecto piloto para replicar a nivel mundial    

El Reporte de salud de la Cuenca del Río Orinoco, dice Luis Germán Naranjo, es un ejercicio participativo que hace parte de un proyecto que se pretende realizar a escala global en las principales cuencas hidrográficas del mundo y Colombia fue seleccionada para realizar el piloto.

Naranjo resalta que se escogió al Orinoco no sólo por ser uno de los ríos más importantes del mundo. La tercera cuenca hidrográfica más grande del mundo. Sino además porque la región de la Orinoquía es considerada la nueva frontera del desarrollo en Colombia y por eso se buscó “desarrollar un piloto de evaluación de una serie de indicadores de integridad ecológica de la cuenca”.

La finalidad de éste ejercicio es saber en qué condición se encuentra cada uno de los ríos que abastecen el Orinoco; establecer cuáles son las causas de su deterioro o que permiten su conservación; descubrir qué acciones se pueden hacer para mejorar su salud y, finalmente, utilizar la información producida como una herramienta para la toma de decisiones en la planificación del territorio.

“Confiamos en que la planeación de proyectos económicos en el Orinoco tenga en cuenta los hallazgos del reporte y que a futuro podamos tener la capacidad de darnos cuenta hasta qué punto las distintas acciones son beneficiosas o perjudiciales”, señala Naranjo. Y agrega que la WWF tiene la intención de que éste ejercicio se realice periódicamente y que se desarrolle en otras zonas del país.

El estudio fue realizado mediante talleres y reuniones sectoriales con la participación de más de 70 organizaciones como ONGs, comunidades, alcaldías, gobernaciones, CARs y sectores económicos. Allí se seleccionaron los indicadores y se identificaron los umbrales de buen estado para cada uno. (Vea también: Reporte de la Salud de la Cuenca del Orinoco)

El Reporte de Salud de la Cuenca del Río Orinoco es un proyecto liderado por la WWF, el Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Maryland (UMCES por su nombre en inglés), la Fundación Omacha y el Instituto Alexander Von Humboldt, con el apoyo del Ministerio de Ambiente.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes