Lunes, 28 Septiembre 2020

El accidente geográfico más elevado de Cartagena alcanza su máximo nivel de alerta de deslizamiento. Desde el 2001, el Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas) lo declaró como un terreno inestable.

La inestabilidad se ha ido agudizando por el aumento de los asentamientos humanos y los elevados niveles de erosión causada por las lluvias, pasando de una escala de riesgo intermedio, declarada hace 15 años por Ingeominas, a una alta amenaza de deslizamiento, determinada por una reciente investigación, que consideró la zona cada vez más inestable.

Rubén Darío Aguilar, magíster en Ingeniería – Geotecnia, estudió las condiciones de la ciudad amurallada y encontró que actualmente el 20 % de las zonas analizadas tiene riesgo alto de sufrir procesos de remoción en masa. En la investigación, que fue dada conocer por el periódico de la Universidad Nacional, fueron tenidas en cuenta la Loma del Marión, el Cerro de Albornoz y el Cerro de La Popa, siendo éste último el más afectado por la gran cantidad de asentamientos humanos irregulares que se han edificado con el paso de los años.

Para Aguilar, los datos producidos en el 2001 ayudaron a determinar el actual escenario de “La Popa”, el accidente geográfico más elevado de Cartagena de Indias. “Las condiciones de estabilidad en las laderas afectadas por procesos de remoción en masa van cambiado con el paso del tiempo. Una ladera que hoy está en condición de amenaza moderada, mañana puede tener una condición crítica”, advirtió el Ingeniero.

la popa_16

La investigación propone implementar canales y obras hidráulicas que ayuden a captar el agua y depositarla en zonas adecuadas para evitar erosión, inestabilidad y deslizamientos. / Foto: eluniversal.com.co

“Los asentamientos humanos han crecido de forma descontrolada y se está presentando la quema de basuras, sumada a la disposición de residuos sólidos en zonas no aptas, cortes inadecuados en la ladera para ampliar los lotes de las viviendas, entre otros factores que con el tiempo han generado inestabilidad y fallas en la infraestructura”, aseguró Aguilar.

Justamente hace dos semanas la administración distrital de Cartagena realizó un operativo en el Cerro, invadido por más de cien familias, con quienes se pactó un permiso temporal de ocupación y se desmontaron 30 “cambuches” que estaban siendo instalados. Según Javier Enrique Jaramillo, Alcalde de la Localidad 1,  se está “cumpliendo con una orden judicial de restitución del bien público en el sector La bendición de Dios en La Popa, zona de reserva forestal y de alto riesgo que constituye un peligro para la propia gente y un daño ambiental a una reserva ecológica de Cartagena".

A demás de la evacuación de la zona, el ingeniero Rubén Darío Aguilar, propone en su investigación, implementar “obras de contención y protección en sitios críticos, así como la revegetalización con especies nativas, instalación de muros en gavión, construcción de canales y cunetas para el manejo de las aguas y nuevas estructuras de fijación de sedimentos para impedir la profundización de los surcos”, es decir, obras de ingeniería y mantenimiento periódico.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes