Jueves, 22 Abril 2021

En México están buscando medidas para conservar a la vaquita marina que se encuentre en riesgo de extinción a pesar de que nadie trata de atraparla ni es perseguida directamente por pescadores o comerciantes. 

La vaquita marina es uno de los cetáceos más pequeños, llega a pesar sólo 50 kilogramos y se encuentra en el golfo de California. Se conoce de su existencia desde 1958, y actualmente esta en riesgo de extinción. Un censo de 1997, cifraba en 567 los ejemplares pero un recuento más reciente hecho por el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA) solo encontró 60 animales el año pasado.

Lo más preocupante es que se cree que la cifra podría descender e incluso la espece podría desaparecer en 2018. A pesar de que la vaquita marina se encuentra bajo protección, pues desde 2005, México prohibió su pesca comercial, el panorama es desalentador debido a que este animal sigue siendo atrapado por las redes de los pescadores que buscan a la totoaba, una especie endémica de la zona. 

Vaquita MarinaLa vaquita marina llega a medir metro y medio de longitud / Foto: nationalgeographic.es

Así que las redes diseñadas originalmente para atrapar a las totoabas, se convierten en una trampa para las  vaquitas, ya que necesitan salir con regularidad a la superficie para respirar. Por lo general se ahoga después de enredarse en las redes de pesca. Barbara Taylor, bióloga conservacionista de la US National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), afirma que ”hay una serie de riesgos, a pesar de los esfuerzos del gobierno mexicano para prohibir la pesca con redes de enmalle, la pesca ilegal sigue siendo una gran amenaza y no está controlada todavía. Hemos perdido el 80 por ciento de las especies, en tan solo cuatro años"

Ante esta situación, la CIRVA ha presentado varias propuestas para intentar salvar la especie, una de ellas resulta ser muy controvertida. El grupo propone un enfoque de conservación "ex situ”. Consiste en trasladar un cierto número de vaquitas a estaciones de reproducción, donde estarían a salvo de las peligrosas redes. Lo arriesgado de la propuesta es que solo queda un pequeño número de animales y hasta ahora nunca se ha mantenido en cautiverio a este mamífero, así que se desconoce el compoortamiento que tendría el aniimal y si sobreviviría a las condiciones de cautiverio. 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes