Sábado, 23 Noviembre 2019
Más de 25 estacas de cemento, que no superan el metro de altura, encierran un amplio lote ubicado en zona inundable del lago El Cisne, un ecosistema aledaño a las viviendas de estrato alto en la afueras de Barranquilla. Según habitantes del sector, estas fueron colocadas a mediados de diciembre por sujetos que no reconocieron. “Como que querían marcar territorio”, aseguró uno de los vecinos. 
 
De acuerdo con Alberto Escolar, director de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA), este es un hecho que pone en alerta a las autoridades. Y a ello se suman las voces de activistas como Manuel de la Rosa, para quien es una clara muestra de que hay intereses por rellenar el lago ahora que está seco, para construir.
 
Ante esto, Escolar reconoce que pese a que los sectores aledaños al humedal están titulados a nombre de particulares, “eso no quiere decir que puedan hacer lo que quieran”. 
 
El funcionario aseguró que empezará una investigación para establecer quiénes tienen intención de cercar el lago, aunque consideró que esta puede ser una acción “desesperada” de particulares que saben pronto que será realinderado y redelimitado el lago y que, con ello, pueden perder algunas hectáreas. (Vea también: Planean revivir de las cenizas a El Cisne)
 
vista aerea el cisne
Vista aérea del lago El Cisne, seco actualmente. La zona delimitada por las estacas es
contigua al parque mirador El Cisne. / Foto: Vanessa Saldarriaga
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes