Lunes, 21 Octubre 2019

No se ha terminado el fenómeno de El Niño y la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo ya hizo este miércoles serias advertencias por la ocurrencia de vendavales y deslizamientos en el país. ¿Se han tomado las medidas necesarias de prevención?

La Unidad Nacional de Gestión del Riesgo emitió una advertencia a las autoridades nacionales y regionales para tomar medidas preventivas frente a lluvias de mayor intensidad que se comenzarán a registrar desde este mes. Según la entidad, se avecinan “vendavales, inundaciones, tormentas eléctricas y granizadas”.

El Ideam también prevé que después de mitad de año se pueda registrar un invierno prolongado con lluvias fuertes en el país, principalmente en las regiones Andina, Pacífica y Caribe y que para finales de 2016 se pueda entrar en el fenómeno de La Niña.

Cinco años después de la temporada invernal de 2011, que dejó por lo menos 3,2 millones de personas damnificadas y 568 mil hogares afectados, no es claro si las autoridades ambientales y de prevención han tomado medidas para evitar una nueva catástrofe.

La profesora Carmenza Castiblanco, directora del Instituto de Estudios Ambientales de la Universidad Nacional, en diálogo con Catorce6, criticó fuertemente la política y el manejo del recurso hídrico en el país. Fue enfática en que la corrupción es la primera responsable de las malas prácticas.


“A pesar de la formulación de la política de manejo del agua en el 2010, en el país no se logra encontrar la gestión del recurso… No se supera la gestión muy lineal y no se supera la visión del agua como un bien económico. Yo creo que es fundamental entender el ciclo del agua como un proceso integral y que se tiene que articular al funcionamiento de los territorios. Generalmente, esta visión choca con los intereses económicos”, dijo Castiblanco.

Criticó los planes de las CAR, de cara a su responsabilidad en la gestión del agua, y sostuvo que “sus planes existen en el papel, pero en la práctica hacer operativos esos planes es muy complicado. El grado de burocracia y corrupción en las CAR es lo que impide que se ejecuten esos proyectos, porque las CAR sí tienen el dinero, pero tienen esos problemas de corrupción”.

Y responsabilizó también al Gobierno nacional, pues cree que “las políticas de manejo de recursos depende del mandatario, su voluntad y las presiones políticas. Por lo general se reacciona para la coyuntura pero no a largo plazo y en este tema vamos a continuar en un círculo vicioso”.

El Fondo de Adaptación, entidad que nació después del fenómeno de La Niña de 2011, sostiene que se han hecho cerca de 13.000 obras en este último lustro y que el país está “mejor preparado” para un evento climático de esta naturaleza. Sin embargo, su gerente, Germán Arce, ha reconocido en diferentes medios de comunicación regionales que “la adaptación puede demorar décadas”.

inundacion sabana

La Sabana de Bogotá fue uno de los sectores más afectados por el invierno de 2011. / Foto: Cortesía archivo Colprensa

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes