Viernes, 7 Agosto 2020

Una grave denuncia fue hecha contra los pobladores de la isla de Barú, en Bolívar, a quienes se les acusó de arrojar grandes cantidades de basuras y otros desechos a las aguas del balneario de playa blanca, uno de los más conocidos y apetecidos por los turistas. 

La denuncia fue hecha por la Fundación Hernán Echavarría Olózaga y señala que los pobladores de la isla aprovechan los días de semana, en especial las horas de la noche, cuando la afluencia de visitantes es poca o nula para arrojar las basuras de los contenedores en una zona de la playa poco frecuentada.

“Teniendo en cuenta las falencias en el servicio de recolección de basuras en la zona, estas personas han optado por arrojar estos desechos al agua. Si bien es cierto que en la zona donde tiran las basuras nadie va a bañarse, la corriente las arrastra y se contamina el agua”, expresó Gabriel Echavarría, director de la fundación.

De igual forma, el director advirtió que estas personas habrían abierto boquetes en la arena para provocar que el agua de la ciénaga de Barú, la cual tiene altos niveles de contaminación, vaya a parar en el mar, con el fin de evitar desbordamientos de este cuerpo de agua.

baruSegún el denunciante, los nativos aprovechan los días de semana y las horas de la noche para arrojar basura a las playas / Foto: Crédito El Universal

“Han cortado la playa por la mitad para descargar todo el agua sucia de la Ciénaga al agua de Playa Blanca, que es parque nacional, un area protegida. Nosotros hemos venido denunciando desde hace años que las invasiones de la playa están causando un deterioro ambiental. Botan todo el mugre a la Ciénaga y cuando esta se desborda porque no han permitido su intervención para evitar este tipo de daños ecológicos, cortan la playa por la mitad y descargan la basura al agua, que supuestamente van a usar los bañistas durante el fin de semana”, expresó Echavarría.

Al respecto, José David Miranda López, representante legal del Consejo Comunitario de Playa Blanca, rechazó las declaraciones de Echavarría y explicó que la ruptura en la playa es un proceso que se da de forma natural y no es provocado por ninguna persona. “En la parte de atrás de la playa hay dos lagunas. Cuando se llenan por aguas lluvias, esa agua se rebosa, pasa al mar y la playa se rompe naturalmente. Todos los años cuando llueve es la misma operación y no es por basura, ni residuos de ningún tipo. Son lagunas que se llenan demasiado cuando llueve o cuando hay mar de leva y automáticamente ocasionan la ruptura de la playa, pero ella misma se cierra. En este momento se está cerrando”.

Miranda López aseguró que evalúa con su comunidad la posibilidad de emprender acciones legales contra la Fundación Hernán Echavarría, ya que asegura que la entidad incurrió en injuria y calumnia al lanzar las acusaciones.

Leer más

Basuras de turistas generan grave contaminación en Barú

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes