Miércoles, 17 Julio 2019

Los pescadores del río Magdalena en la región Caribe están desesperados porque no hay peces. Unos han optado por el mototaxismo y otros, aprovechando la época de Carnaval, se han vestido de mujeres para pedir dinero en las carreteras.

Heberto Amaris, un reconocido pescador del Banco, Magdalena, cuenta que hace un mes no empuña la atarraya. Comenta que en el río “no se coge nada” porque está secó. “Nunca habíamos visto el río así. Prácticamente no corre el agua, sino que está estancada”, asegura.

La misma situación se presenta en los municipios del sur del Atántico, en los que no hay plata ni para tener moto. En las carreteras, decenas de personas están haciendo “retenes carnavaleros”. Todos afirman ser pescadores desesperados que decidieron aprovechar las fiestas para disfrazarse, poner cabuyas en la vía y pedir colaboración económica.

Estos pescadores dicen ser “materia dispuesta a todo”, por eso también buscan su sustento en oficios de albañilería, mecánica, agricultura y en la “mamadera e’ gallo”, cuentan entre la preocupación y la risa.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes