Jueves, 23 Mayo 2019

'Poli', un perro labrador, detectó los sitios exactos del mercado de granos de Barranquilla donde tenían ocultos 293 ejemplares de fauna silvestre, entre los que había hicoteas, boas, aves, monos, babillas y hasta carne de chigüiro.

 
Y es que en esta época, en los días previos a la Semana Santa, 'la Arenosa' es famosa por ser epicentro de tráfico ilegal de animales domésticos y silvestres.
 
El inventario de las especies incautadas corresponde a 169 aves, 5 boas constrictor, 1 babilla, 1 mono cariblanco, 87 tortugas hicotea, 30 tortugas morrocoy y 20 kilos de carne de chigüiro. Las personas que fueron capturadas por aprovechamiento de fauna silvestre deberán enfrentar penas entre cuatro y ocho años de prisión.
 
Los animales fueron dejados a disposición del Departamento Técnico Administrativo de Medio Ambiente de Barranquilla (Damab).
 
micoenjauladoLas especies serán devueltas a su hábitat natural en la medida en que
presenten condiciones de adaptabilidad. / Foto: Cortesía Policía Nacional


0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes