Jueves, 23 Mayo 2019

La Defensoría emitió en la tarde de este lunes un informe en el que señaló que el agua en siete municipios del país no presenta condiciones aptas para el consumo humano, catalogando la calidad de esta como “sanitariamente inviable”. 

La situación se presenta en Norosí y Hatillo de Loba (Bolívar), Cisneros (Antioquia), El Castillo (Meta), Piamonte y Timbiquí (Cauca) y Dibulla (Guajira), donde los habitantes reportan afectaciones gastrointestinales por la calidad del líquido. A esta lista fueron agregados otros siete municipios a la categoría de alto riesgo, lo que suma en total una población de 214.000 personas afectadas por acceso a un líquido de mala calidad.

“El agua no es apta para la ingesta, lo que pone en riesgo la salud de los pobladores, particularmente de aquellos grupos vulnerables como los niños, niñas y adolescentes, además de las mujeres en estado de embarazo”, señala el informe de la entidad.

Pedro Vélez, habitante de Dibulla, asegura que la situación se viene presentando desde hace varios meses y que está asociada a la falta de lluvias, pues las concentraciones salinas han aumentado en el agua, que ahora no es apta para su consumo.

Por el tema, la Defensoría solicitó medidas urgentes a alcaldes y gobernadores para que gestionen planes que “garanticen la prestación del servicio en óptimas condiciones”, pues los pobladores se han visto avocados a comprar el líquido a carrotanques cada tantos días.

pozossalinos
De acuerdo con pobladores de los municipios afectados, la sequía ha influido en el aumento
de la concentración salina en los pozos subterráneos. / Foto: Cortesía Defensoría del Pueblo

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes