Jueves, 18 Julio 2019
Se cayó el proyecto que pretendía construir una pequeña central hidroeléctrica sobre el río Baché, a la altura del municipio de Santa María, en el Huila. La Corporación  Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) negó la licencia ambiental a la Electrificadora del Huila, entidad solicitante, por considerarla inviable, carente de rigurosidad técnica y un riesgo para la cuenca del río y los ecosistemas acuáticos. La comunidad de la zona celebra la decisión de la CAM.
 
Luego de más de dos años, desde que Electrificadora del Huila – Electrohuila- realizó la solicitud, el pasado jueves la CAM dijo no a la microcentral denominada Bache II (El Socorro), que pretendía generar electricidad mediante la construcción de una hidroeléctrica que utilizaría el potencial de las aguas del Río Baché. Actualmente se está estudiando otra solicitud.
 
Las razones, según la corporación, es que en el Esquema de Ordenamiento Territorial del municipio de Santa María, la actividad industrial no está dentro de los usos permitidos en la cuenca media del Río Baché y su zona de interés. Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la entidad, informó a Catorce6, que a esta consideración se llegó después de una evaluación técnico-jurídico en la que se analizaron la información aportada por el solicitante, los datos de campo observados en la visita técnica, la audiencia pública y otra información relacionada.
 
En el proyecto, Electrohuila solicitaba un caudal de 8,9 metros cúbicos por segundo para el funcionamiento de la hidroeléctrica, explicaba la necesidad de conservar el agua para proporcionar una fuente energética limpia y autóctona a través de las instalaciones hidroeléctricas, además de una inversión en terrenos para reservas forestales, enriquecimientos vegetales y aislamiento de áreas para facilitar la sucesión natural, instrumentación de la cuenca y la restauración, conservación y protección de la cobertura vegetal.
 
Sin embargo, la CAM verificó que los caudales disponibles en el río, que están en un límite de 5,49 m3/s, se encuentran por debajo de los caudales solicitados. El solicitante tampoco presentó el levantamiento de veda de especies florísticas denominadas Epifitas Vasculares y no Vasculares como Bromelias, Hepáticas, Liquen, Musgo y faltó más soporte documental y técnico, incumpliendo con términos de referencia y lo exigido en el artículo 21 del Decreto 2820 de 2010. De acuerdo a lo manifestado por Cuéllar Medina, de concederse este permiso se ocasionaría un déficit sobre la cuenca del Río Baché.
 
Igualmente “no permitieron obtener información suficiente sobre la diversidad, abundancia y composición de las especies de fauna silvestre y recurso hidrobiológico, que permitiera realizar una valoración integral de los impactos negativos; así como de las medidas de compensación y mitigación de los posibles efectos sobre especies endémicas y amenazadas. Faltaba la revisión de la gestión del riesgo de desastres y atención a emergencias; no se evaluaron las amenazas naturales o antrópicas para la construcción del proyecto. Y no se involucró a las comunidades en la selección de los impactos generados, las medidas propuestas para el Plan de Manejo Ambiental y los proyectos de inversión del 1%”, aseguró el directivo.
 
Por su parte, Ricardo López, presidente de la Asociación Agropecuaria Multisectorial de Santa María, celebró la decisión y dijo que “la comunidad siempre sintió desconfianza del proyecto, porque no se socializó y porque otorgar el permiso abriría la puerta a grandes proyectos mineros en el sector. Cada vez será más difícil conseguir agua y conservar las cuencas, por eso tenemos que tener un estricto manejo del medio ambiente, el agua es la riqueza de una nación y no se puede reemplazar por energía”, puntualiza López.
 
 
rio bache
 
 
Es la Resolución 1478 del 20 de mayo de 2016, en proceso de notificación,  la que niega la licencia ambiental a Electrohuila.
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes