Domingo, 17 Noviembre 2019
El incremento del nivel del mar y fuertes tormentas habrían exterminado a este roedor que habitaba en la isla Bramble Cay de Australia.


Melomys rubicola                                                                                                      Melomys rubicola  -  Foto: Sara Bess/ Twitter: @achenesense


Australia es uno de los países con las mayores emisiones per cápita de CO2 del planeta y era hogar de una rata color marrón, habitante en una pequeña isla de coral en la Gran Barrera de Coral, al norte de ese país.
 
El mamífero no había sido visto durante 10 años y se declaró extinto después de esfuerzos de conservación que fracasaron, según reporte de la Universidad de Queensland en el año 2016.

En 1992, la población de estos roedores disminuyó considerablemente, por lo que el gobierno del estado de Queensland calificó a la especie en peligro de extinción, luego de haber vivido en la isla desde el año 1970.

A través de un comunicado de prensa, Melissa Prince, ministra del Ambiente en Australia, ratificó la extinción de los roedores y habló sobre medidas de reforzamiento para proteger a especies amenazadas en el país.

“El Melomys rubicola fue declarado extinto por recomendación del independiente Comité Científico de Especies Amenazadas, tras estudios exhaustivos en todos los hábitats conocidos y sin que quede una duda razonable sobre la muerte del último ejemplar", dijo.

"La evidencia indicaba que el impacto del cambio climático antropogénico en el nivel del mar, junto con una mayor frecuencia e intensidad de eventos climáticos que produjeron tormentas y niveles de agua extremadamente altos, particularmente entre 2004 y 2014, fueron los responsables más probables de su extinción", agregó.

Por su parte la WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), solicitó al gobierno australiano desarrollar programas efectivos para la preservación animal y cumplir con los compromisos internacionales firmados, como lo es el Acuerdo de París, en donde Australia se comprometió a reducir las emisiones de gases que contaminan a por los menos un 26% para el 2030, pero el último informe demostró que solo lo harían en un 7%.

Si las temperaturas continúan aumentando, casi el 8% de todas las especies del mundo podrían extinguirse, según un estudio de 2015 de la Universidad de Connecticut. Australia, Nueva Zelanda y Sudamérica se consideran en mayor riesgo.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes