Sábado, 15 Agosto 2020

Desde esta semana, América Latina cuenta con un nuevo Santuario Marino, ubicado en Islas Galápagos en Ecuador. Con la declaratoria se busca proteger a los tiburones martillo que se encuentran en vía de extinción y que por años han sido cazados en esa región.

En los últimos años se habían registrado varias noticias desde Ecuador de condenas a cazadores de tiburones en la zona natural de Galápagos. La más reciente fue en 2015, cuando 20 ciudadanos fueron declarados culpables de los delitos de caza, recolección y comercialización de flora o fauna protegida, tras comprobarse que pescaron por lo menos 370 tiburones.

Delitos como estos se podrán acabar con la delaratoria del Santuario Marino Galápagos que se hizo esta semana, la cual decreta la protección especial de 47.000 km2 entre las islas Darwin y Wolf. Según estudios citados por el Ministerio de Ambiente de Ecuador, la reserva se caracteriza por albergar la mayor biomasa de tiburones del planeta.

Las islas Darwin y Wolf también contienen el último arrecife de coral de la Reserva Marina de Galápagos y cuenta con la única migración de tiburones ballena en estado de gestación a escala planetaria.

Pero además es un atractivo turístico que le valió a Ecuador el premio como Mejor Destino Verde Líder del Mundo 2015, otorgado por World Travel Awards (WTA), por eso la declaratoria tiene también un objetivo económico, pues el Gobierno ha anticipado un incremento en el turismo en la zona, que está muy bien posicionada principalmente por el buceo.

galapagos

Santuario Marino de Galápagos. / Foto: Ministerio de Ambiente del Ecuador

 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes