Miércoles, 12 Agosto 2020

Protestas y hasta alteraciones de orden público ha generado la declaratoria de “zona de catástrofe” en la Isla de Chiloé, donde las aguas se han contaminado con un fenómeno conocido como la Marea Roja.

Una fuerte batalla social se ha encendido en la Isla de Chiloé, la segunda más grande de Chile y una de las más visitadas del continente. Allí la alerta sanitaria que declaró el Gobierno tiene protestando desde hace varios días a los pescadores, los ambientalistas y las autoridades gremiales.

Todo comenzó a finales de febrero. "Tengo 69 años y comencé a pescar cuando tenía nueve años, pero como pescador, nunca he visto un desastre de esta magnitud'', dijo Gregorio Ortega a una emisora de esa localidad, cuando se encontró con miles de camarones y cangrejos muertos en la zona costera.

Desde entonces se han publicado decenas de hipótesis sobre la razón del fenómeno. Muchas son de carácter técnico y otras con fines políticos y económicos.

La marea roja sería causada, poniéndolo en términos sencillos, por la aparición y propagación de algas que resultan altamente tóxicas para el consumo humano. "La marea roja es un fenómeno natural que ocurre por el incremento numérico de microalgas que están normalmente en el mar pues, de hecho, son la base de la cadena alimentaria", aseguró a la BBC Daniel Carrasco, jefe del Laboratorio de Toxinas Marinas de la Universidad de Chile.

Esto ha generado una ola de protestas que completan más de 15 días, pues se estima que cerca de 1.000 familias dependen de la pesca en la zona.

A los afectados se han sumado los ambientalistas y argumentan que el fenómeno no es simplemente “natural”, sino que se debe al vertimiento de 5 mil toneladas de salmones en descomposición a 120 kilómetros de Ancud, la segunda ciudad en importancia de la isla. Esas cantidades “no son inocuas y generan un impacto en el equilibrio de la vida marina, además de incumplir con los protocolos internacionales”, advierte en un comunicado Greenpeace.


El gremio salmonero, bajo supervisión del Servicio Nacional de Pesca, ha confirmado haber depositado 4 mil toneladas de salmones en descomposición frente a Chiloé, pero alega que a más de 130 kilómetros de la costa y siguiendo el protocolo de Londres, que autoriza el vertimiento de desechos al mar, bajo ciertas condiciones.

A ellos se sumó la Asociación Gremial del Colegio de Biólogos Marinos de Chile, que atribuye la “efervescencia” social, en una comunicación conocida por Catorce6, al nivel de desinformación y a la falta de argumentos técnicos que se han manejado.

“El Calentamiento Global está generando un calentamiento y acidificación creciente del Océano, que es un sistema absolutamente complejo y totalmente interconectado en sí mismo con la Atmosfera y la Tierra. Este Calentamiento Global derivado del Efecto Invernadero, ha producido cambios en la física-química del agua”, sostiene la Asociación.

Mientras tanto, a mediodía de este miércoles se retomaron las negociaciones entre pescadores artesanales del país y las autoridades de Gobierno por el conflicto que se ha desatado en la Región.

marea roja

Miles de animales fueron encontrados en la costa de la isla de Chiloé. / Foto: EFE

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes