Sábado, 18 Noviembre 2017
Banner Fijo Superior

Muchos de los productos enlatados, congelados y procesados contienen ingredientes para hacerlos mas espesos, duraderos y con mas color y sabor, que pueden ser peligrosos para la salud.

Actualmente, los supermercados y nuestras estanterías están llenos de productos procesados, enlatados, empacados y congelados. Al leer la etiqueta de los productos, en ocasiones encontramos algunos ingredientes que resultan impronunciables.

La industria de alimentos ha ido creciendo y con ella el uso de productos químicos, preservativos y aditivos para que los alimentos sean más duraderos, o en ocasiones hacerlos más espesos, con más sabor y color.

Y no hay que dejarse engañar por las etiquetas que dicen “saludable” o “natural”, pues hasta los alimentos de bebé orgánicos tienen algunos de estos ingredientes dañinos.

Según la dietista Carolyn Landrau, “Una dieta basada en productos procesados va a ser alta en grasas, alta en sodios y alta en azúcares. Y eso significa que estaríamos en riesgo de condiciones comenzando con la obesidad, y nos lleva a otras como diabetes, condiciones cardiovasculares, hipertensión e incluso el cáncer”

EtiquetasFoto tomada de: transformer.blogs.quo.es

Estos son algunos de los ingredientes más comunes que se encuentran en las etiquetas.

Colorantes
Son utilizados en jugos, dulces, refrescos y aderezos de ensaladas. Afectan mucho el comportamiento de los niños, el Centro para la Ciencia en el Interés Público (CSPI - por sus siglas en inglés) ha publicado en un reporte titulado "Los colorantes alimentarios: Un arco iris de Riesgos" revelan que estas sustancias están relacionados a problemas de la salud que van desde el cáncer y la hiperactividad hasta reacciones similares a la alergia. Estos son el Blue#1 y #2 (que también se relaciona a daño de cromosomas), Red Dye #3 (que se prohibió su uso hace ocho años, pero aún se encuentra) y Yellow#6 y Yellow Tartrazine.

Jarabe de Maíz de Alta Fructosa (HFCS)
La Universidad de Princeton, reveló en un estudio que el consumo del jarabe de maíz de alta fructosa está relacionado con la actual epidemia de obesidad. El mismo estudio comprobó que aumenta la grasa corporal, también el colesterol y los triglicéridos, asi como que en el caso de los niños provoca hiperactividad, déficit de atención, dolores de cabeza y afecta su capacidad de detectar distintos sabores

BHT (Butylated Hydroxytoluene)
Es un aditivo muy común que se usa para evitar la oxidación, En el 2005 el Programa Nacional de Toxicología de Estados Unidos anticipó que era carcinógeno. Suele encontrarse en frituras, grasas animales, bebidas lácteas, salsas, mayonesas, panadería, frutos secos, galletas, cereales, chicles y pastillas multivitaminicas. 

Grasas Trans

La New England Journal of Medicine, encontró que un aumento del 2% en la ingesta total de energía diaria proveniente de AGT se asocia con un 23% de aumento de riesgo de enfermedad cardiovascular.

La American Journal of Epidemiology hizo un estudio con más de 121,000 mujeres durante 20 años. Los resultados de esta investigación determinaron que existe una relación entre un consumo elevado de ácidos grasos trans con un aumento del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Leer más: El etiquetado alimentario de Ecuador y Chile que ha demostrado eficacia

Fuente: primerahora.com

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes