Viernes, 24 Mayo 2019

En Repelón, Atlántico, el agua ya no alcanza ni para regar los cultivos. La falta de lluvias redujo drásticamente los niveles del distrito de riego, por lo que desde hace veinte días está sin una gota.

 

Eduardo Polo, alcalde del municipio, lanzó una alerta por el tema a las autoridades ambientales y advierte que los campesinos son los más afectados. “El cultivo de plátano se está cayendo, el ganado está sufriendo y la gente está vendiendo a cualquier precio porque no tiene cómo solucionar el problema”, indicó.

La afectación por la sequía se extiende hasta otros municipios como Santa Lucía, Suán, Manatí, entre otros, en los que los distritos de riego están “en crisis”. Por el momento, los campesinos recurren a tomar el recurso del Canal del Dique, pero temen afectar los niveles de este cuerpo de agua, siendo que en su recorrido hay varias bocatomas de acueductos municipales.

Como parte de las acciones de mitigación ante el impacto de El Niño, la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) instaló a mediados de enero un sistema de bombeo que llevará agua desde el Canal hasta el Embalse del Guájaro, con lo que podrá verse beneficiado el distrito de riego de Repelón.

platano
La falta de lluvias afectó el distrito de riego y los campesinos no han encontrado otro medio eficiente
para regar sus cultivos. / Foto tomada de
Corporación PBA

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes