Lunes, 3 Agosto 2020

La sequía está diezmando la población de titíes cabeciblancos. Ya no es solo la mano del hombre la que tiene en peligro de extinción ​a ​esta especie que fue declarada en riesgo en 1973, ​sino que la falta de frutos en los árboles y de agua en los humedales está matando a esta y otras especies en Atlántico.

La denuncia fue realizada por el alcalde de Piojó​,​ W​í​lmer Jiménez, quien asegura que la autoridad ambiental ha sido impasiva, pese a que la ha notificado de la situación. “Es muy doloroso ver cómo mueren esos monos de hambre y sed. Ni la ​Corporación Autónoma Regional del Atlántico​ ​(​CRA​​) ha tomado cartas en el asunto”, indicó Jiménez.

El mandatario advirtió que 150 especies de aves nativas de ​la región también están en peligro, ​y comenta que aparte de la sequía, los trámites administrativos también afectan a la naturaleza. “Cómo es posible que se demoren tanto tiempo para una licitación”, exclama​ en relación ​con los contratos necesarios para excavar ​pozos profundos y ejecutar acciones que mitigan los ef​e​ctos de la sequía.

titi
​​En Atlántico hay una importante reserva de esta especie, cuyos animales se estarían
viendo afectados por la sequía. ​/ Foto: Cortesía Proyecto Tití Cabeciblanco

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes