Martes, 23 Abril 2019
En la caverna El Guerrero, en Pauna, Boyacá, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional halló a un caracol que antes solo se veía en exteriores.
 
Aunque ya se sabía de la existencia de Megalobulimus oblongus en áreas con vegetación, no se conocía de su existencia en espacios cerrados.
 
Los científicos también encontraron en la cueva insectos, arañas, cucarrones y otras especies como murciélagos frugívoros (consumen frutas), nectarívoros (consumen flores y néctar) y hematófagos (consumen sangre de mamíferos).
 
El descubrimiento sucedió mientras “el Grupo Evolución y Ecología de Mamíferos Neotropicales, de la Facultad de Ciencias, asesoraba en ecosistemas subterráneos a la Corporación Cromatophoro, conformada por biólogos marinos interesados en participar en una convocatoria audiovisual del canal Discovery Channel”, afirmó Janneth Muñoz, profesora del Instituto de Ciencias Naturales (ICN).
 
Estas especies serán replicadas y expuestas en el Museo de Historia Natural de la UN.
0
0
0
s2smodern

Editorial

Banner Fijo Superior UniAndes