Miércoles, 23 Mayo 2018

Banner CEID 728x90px

Pese a las denuncias hechas en los últimos días por los habitantes del municipio de Zarzal, Valle, que anunciaban la tala de más de 900 árboles ubicados en una finca del corregimiento La Paila, la CVC confirmó que en diciembre del 2015 se autorizó a la empresa Fructificar adecuar unos terrenos de su propiedad correspondiente al predio El Alcázar, en la vereda Cumba, para desarrollar cultivos de piña y de cítricos.

El permiso fue otorgado por Paula Andrea Soto, directora territorial de la Dirección Ambiental Brut de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, tras evaluar durante cerca de 10 meses la documentación presentada, el certificado y concepto de uso del suelo, el inventario forestal del predio y el plan de establecimiento y manejo forestal, autorizando con esto la tala de 916 árboles de los 1.364 que inicialmente se presentaron. “Se solicitó apoyo al grupo forestal sostenible de la Dirección Técnica Ambiental de Cali, quienes junto con el Coordinador de gestión de cuenca realizaron el recorrido de campo y emitieron un concepto favorable con algunas recomendaciones”, explicó Soto.

Imagen de la foto2 Después
Fructifcar debe realizar aislamiento de la zona forestal protectora con una franja
de 30 metros a cada lado del río Totoró. / Fotos: Cortesía Fructificar

En conversación con Catorce6, la funcionaria aseguró y demostró con la Resolución 780 de diciembre de 2015, que el 11 de marzo del año pasado, cuando la empresa solicitó el permiso de adecuación, se fijó un aviso en la Alcaldía Municipal de Zarzal y en la sede territorial para vincular a la comunidad al proceso, sin obtener éxito, lo cual pudo ser determinante al momento de dar viabilidad a dicha intervención.
El predio El Alcázar cuenta con 483 hectáreas, de las cuales el 32,51% corresponden a área de bosques, cañadas y ríos y el otro 67,49% a área útil. De esta última porción, el 56,8% se empleará para la siembra de piña y cítrico, indicó Fructificar.

Como medida de compensación al impacto causado por la tala de los 916 árboles, la empresa debe sembrar 4.260 más en el mismo predio, 2.160 árboles de samanes y 2.100 árboles de otras especies. De no ser posible la compensación en la misma área por ineficiencia del suelo, la empresa debe indicarle a la CVC dónde y cuándo sembrará para que esta realice un seguimiento.

Fructificar debe asumir varios compromisos, como talar únicamente los 916 árboles autorizados, dejando por fuera las especies de caracolíes y ceibas, por ser zonas de relictos a conservar; realizar una compensación de 1 a 10 para especies de samanes y de 1 a 3 para otras especies; realizar aislamiento de la zona forestal protectora con una franja de 30 metros a cada lado del río Totoró; presentar ante la CVC un informe cada 15 días y hasta la fecha de culminación sobre el avance de la adecuación del terreno, y hacer tres mantenimientos al año a los árboles plantados.

 

IMG 20160102 WA0004
La CVC otorgó 12 meses para la erradicación de árboles a partir de enero y a la fecha se han talado 59.
El terreno se empleará para la siembra de piña y cítrico / Fotos: Cortesía Fructificar



0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes