Lunes, 17 Junio 2019

A Leobaldo Blanco la voz se le quiebra al hablar del arroyo Bruno, ubicado en el municipio de Albania (Guajira). Primero porque está cansado de protestar ante las entidades ambientales para pedir que le suspendan una licencia a la empresa Cerrejón para que desvíe este afluente, que tiene debajo unas 35 millones de toneladas de carbón, y segundo porque le duele que al caso de La Macarena le haya llegado la justicia y que al reclamo de su pueblo aún no. 

"Si allá sí se pudo, ¿aquí por qué no se puede con lo mismo?", afirma él en tono molesto. Advierte que por más protestas que han hecho, lo único que ha escuchado en respuesta por parte de Corpoguajira es que no va a haber afectación por reubicar 700 metros al norte el arroyo, que actualmente abastece a más de 300 familias del municipio (Vea: "Si suspendieron licencia para La Macarena, ¿por qué no hacen lo mismo con el arroyo Bruno?": wayuu).

"Somos un pueblo que sufre por la sed. Imagínese el impacto que nos genera que desvíen ese arroyo. A ellos no les interesa si el pueblo padece de sed, lo que les importa es el billete", comenta Blanco, quien es autoridad tradicional de la comunidad de El Rocío de Albania, perteneciente a la comunidad wayuu (Entérese: Comunidad se opone a desvío de arroyo por parte de Cerrejón).

Advierte que la empresa Cerrejón ya inició el ingreso de las máquinas bulldócer a la zona, pese a que la compañía les niega a los suyos haber empezado la obra. Dice Blanco que ya empezaron a cabar la zona en la que será el nuevo cauce.

arroyo2 1
El afluente abastece con líquido a unas 300 familias de Albania y otros tres municipios de La Guajira. / Foto: 

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes