Lunes, 3 Agosto 2020
Autoridades aseguraron que varios campesinos los han sacado de su hábitat natural para adoptarlos como mascotas y guardianes sin comprender su peligrosidad.



Caiman aguja2

La advertencia fue realizada por la Secretaria de Ambiente del departamento luego de que un campesino denunciara que varias de sus gallinas fueron devoradas por un caimán que habitaba en una finca cercana. Para sorpresa de las autoridades encargadas de investigar los casos, son varias las fincas en las que se constató la presencia de estos reptiles que eran conservados como mascotas. 
“Cuando se recibe la denuncia un equipo experto en manipulación de especies se traslada y comprobó que en efecto en una finca existía una caimán el cual, según palabras de unos de los cuidadores fue capturado más joven y estaba metido en un pequeño pozo dentro de la finca, siendo una de las mascotas del lugar. Sin embargo, esta persona nos manifestó que en varias fincas se tiene esta misma costumbre ya que los caimanes se usan como guardianes ante posibles invasores o ladrones. De inmediato procedimos al retiro de estos animales e iniciamos investigación para determinar en qué otras fincas hay caimanes”, señaló Dumer Correa, miembro de la Secretaria de Ambiente del Cesar.

Captura de Caimán en Cesar
 
Correa aseguró que los caimanes habrían sido capturados en lagos y pantanos cercanos en donde es habitual verlos y posteriormente llevados hasta las fincas. Agregó que hasta el momento han sido retirados 3 ejemplares y se investiga la supuesta presencia de más de ellos en 5 fincas de la zona. 

Al respecto, el Intendente, Luís Rocha, de la Policía de Medio Ambiente del departamento, aseguró que los caimanes retirados fueron llevados a centros veterinarios para analizar su estado y advirtió que la tenencia de esta especie no solo es peligrosa por su ferocidad sino también por los supuestos problemas legales que podría acarrear. “La consecuencias de manipular una caimán ya se conocen. Son animales salvajes que pueden hacer mucho daño. Algunas personas erróneamente creen que porque fueron criados desde pequeños están a salvo de ataques y no es así. Estos animales, por su naturaleza no son dóciles y solo obedecen a su instinto. Hay que decir también a las personas que mantener especies es un delito y eso ya está tipificado. Quien incurra en tal acción puede sufrir consecuencias de tipo legal. Además algunos de estos caimanes fueron hallados con laceraciones y signos de desnutrición por lo que también se puede alegar maltrato y eso también es grave” manifestó el uniformado.
0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes