Domingo, 5 Abril 2020

Gran preocupación se ha despertado entre la comunidad del corregimiento de Pasacaballos, al sur de Cartagena, por la presencia de serpientes y roedores en calle, patios y casas de la población.

En las últimas dos semanas han sido capturados 5 de estos animales, que tienen atemorizados a los residentes del sector. “La semana pasada encontraron dos, una en una terraza debajo de una maseta, los perros fueron quienes la descubrieron y comenzaron a ladrar y la otra en el patio de una casa. Esta semana ya van tres, una iba cruzando la calle en la madrugada y las otras dos en un matorral que se encuentra más abajo. Además, hay una cantidad de ratas por todas partes”, manifestó Segundo Camargo, residente de la zona.

Según Jhon Méndez, docente universitario en el área de biología, la presencia de los ofidios en la zona puede estar relacionada con la búsqueda de alimento. “La misma comunidad ha denunciado el aumento de la presencia de roedores en el sector, es probable que las serpientes hayan llegado allí precisamente en busca de esos roedores que hacen parte de su dieta”, afirmó.

serpiente mapana

                  Una de las serpientes de especie 'mapana' atrapada por uno de los habitantes de la zona. / Foto: Cortesía comunidad de Pasacaballos

El experto agregó que los reptiles estarían buscando refugio en las zonas pastosas y matorrales ubicados cerca de las viviendas del corregimiento, luego de que parte de su hábitat fuera alterado por las labores de construcción de empresas en la zona.

La comunidad del corregimiento enfatizó que de momento no se han registrado ataques por parte de estos peligrosos animales, pero temen que cualquier persona, especialmente los niños, puedan resultar lesionados si tienen contacto con estos.

“Ya uno en la noche no duerme tranquilo porque no sabe si esos animales se van a meter debajo de la cama o van a entrar. En mi casa viven dos niños y tenemos que estarlos vigilando porque ellos no saben y pueden cogerlas”, explicó Patricia Buendía, residente del sector.

Según Jhon Méndez, experto en biología, es probable, según la descripción entregada por testigos, que las serpientes encontradas sean de la especie ‘mapaná’ o ‘talla equis’, que pertenecen a la familia de las víboras y suelen vivir en zonas habitadas por humanos. El experto advirtió además que esta especie es altamente venenosa: “como todas las víboras son muy agresivas y peligrosas. Su veneno presenta hemotoxinas que producen fallas renales si no son tratadas a tiempo, pueden causar la muerte”, puntualizó.

Según el catedrático esta especie caza principalmente de noche por lo que es recomendable estar alerta. Aseguró además que en la zona está comprobada la presencia de serpientes de cascabel y ‘guardacaminos’ y que es probable que en la temporada de lluvias que se avecina, los ofidios busquen zonas secas para protegerse, como las casas.

Pese a que no reportan casos de ataques de serpientes, los residentes de Pasacaballos aseguran que, si se han presentado casos de leptospirosis, enfermedad producida principalmente por la orina y heces de ratas.

“A mi vecino tuvieron que llevarlo de emergencia porque tenía fiebre alta y dolor de cabeza fuerte. Allá le dijeron que tenía leptospirosis por contacto con orina de rata. Pedimos que se fumigue la zona porque estamos desesperados”, manifestó un habitante de la zona.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes