Jueves, 21 Noviembre 2019
Desde mediados de marzo, cuando comenzaron a llegar las tormentas del Atlántico, diferentes expertos vienen advirtiendo que está podría ser la “inundación del siglo” que divida en dos la ciudad de París.
 
Hace ocho meses la capital de Francia recibía a cientos de dirigentes políticos, empresariales y ambientalistas para acordar una lucha conjunta contra el cambio climático. Hoy la Ciudad Luz está siendo víctima del fenómeno.
Desde marzo la población se ha visto enfrentada a un fortísimo frío estacionario que pasa por la ciudad y todo el norte del país, sumado a una tormenta en el Atlántico que aumenta la precipitación sobre la provincia que rodea a la capital.
 
El balance es de dos personas muertas a causa del desbordamiento del Río Sena y sus afluentes más importantes que han recibido gran cantidad de agua. La actual revive la inundación famosa que vivió la ciudad en 1910 y que tocó los ocho metros de altura, es decir solo dos más de lo que se vive hoy.
 
Si eso llega a ocurrir el panorama podría ser verdaderamente crítico. Según las conclusiones de un simulacro realizado este mismo año, con un nivel como el de hace más de un siglo, la mayoría de los puentes que pasan sobre el río quedarían totalmente inundados o deshabilitados al público lo cual “dividiría en dos la ciudad”.
 
Como si fuera poco, más de un millón de parisinos se quedarían sin luz, 140 kilómetros de tren subterráneos estarían fuera de movimiento y Francia tendría pérdidas económicas de hasta 30 mil millones de euros. A esto se sumarían los problemas de salubridad y deficiencia en prestación de servicios públicos, especialmente el acueducto y alcantarillado.
 
Todas esas advertencias parecen haber comenzado a cumplirse en una fase moderada y su primera víctima es el hogar de la Mona Lisa, el célebre Louvre, que se ha visto obligado a cerrar sus puertas para intentar la evacuación de varias colecciones que se pueden ver amenazadas por las aguas. Medios europeos hablan de 150 mil estatuas, cuadros y objetos de gran valor situados en su amplio sótano.
 
Por ahora Francia sigue en alerta naranja y estado de “desastre natural“ durante el fin de semana, con el único fin de mitigar con mayor celeridad el impacto del Río Sena desbordado.
 
paris 
 
Foto: Tomada de www.chinostarsound.com
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes