Jueves, 14 Noviembre 2019

Según estudios revelados por las agencias estadounidenses NASA y NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) el pasado mes de julio fue el más caliente desde que comenzaron las mediciones en 1880.

 

Foto The International Herald Tribune

El sur de Europa experimentó sequías por encima del promedio, aun tratándose del mes más caluroso del verano. / Foto: The International Herald Tribune

Los estudios, presentados el pasado lunes por la NASA, hablan de un incremento de 0.83°C por encima del promedio de temperaturas globales para el mes de julio que, además, supera el récord anterior (perteneciente a julio de 2015) por 0.11°C, convirtiéndolo en el mes más caluroso del que se tenga registro.

Foto NASA

Los colores rojos y naranjas en esta gráfica de la NASA reflejan los lugares en los cuales las temperaturas de julio fueron superiores al promedio. / Imagen: NASA

Por su parte, la NOAA, aunque sus mediciones tienen una leve diferencia con las de la Agencia Espacial, coincidió en que el mes pasado superó sus máximos históricos, con un promedio mundial de 16,6°C.

Para ambas entidades, todas las temperaturas registradas en 2016 han superado los promedios mensuales. De hecho, según la NOAA, esto ha ocurrido de manera consecutiva en los últimos 15 meses. Para la NASA, esta tendencia se ha mantenido desde octubre del año pasado. El climatólogo de la Agencia, Gavin Schmidt, publicó los estudios en su cuenta de twitter y agregó que existía “un 99% de probabilidades de que exista un nuevo récord anual en 2016”.

Foto NASA 2

Cada una de las líneas de color corresponde con un año, partiendo de 1880 cuando comenzaron las mediciones. La línea roja superior hace referencia a julio de 2016. / Imagen: NASA

Expertos como David Karoly, de la Universidad de Melbourne, consultado por el diario británico The Guardian, coinciden en que las extremas temperaturas de julio son una combinación de factores entre los cuales se destaca, no solo el calentamiento global, sino también el Fenómeno del Niño. “El fenómeno se disipó, pero los efectos en las temperaturas globales se mantendrán de tres a seis meses”.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes