Domingo, 25 Octubre 2020

La organización ambientalista Earthjustice demandó a la EPA por permitir el uso de un pesticida tóxico para la salud, comprobado por sus propios expertos.

Continuando con su polémica manera de dirigir una de las más famosas agencias ambientales del mundo, Scott Priutt, director de la EPA, ha desestimado las recomendaciones científicas de su propio equipo y ha dado vía libre para que se continúe con el uso del pesticida conocido como Clorpirifos. Esta decisión acaba con el arduo trabajo realizado durante años por la EPA bajo el gobierno de Obama, para prohibir el uso agrícola de este pesticida por sus tóxicos efectos sobre la salud.

pesticifasFoto tomada de www.tarata21.com

Las investigaciones realizadas sobre el Clorpirifos revelan una correlación directa del pesticida con casos de daño cerebral en niños, desórdenes como déficit de atención, bajo coeficiente intelectual y retrasos en el desarrollo. Este pesticida es común y actualmente usado en cultivos de maíz, fresas, trigo, manzanas y brocoli, entre otros. Ante estos resultados, la anterior administración propuso prohibir todo uso del Clorpirifos en cualquier cultivo de alimentos, presentando un informe donde se concluía el gran riesgo que existe incluso sobre el consumo de agua con la presencia del químico.

SPFoto tomada de www.commondreams.org

A pesar de las conclusiones de sus expertos, Pruitt decidió revertir la propuesta de prohibir el Clorpirifos, justo antes de que una corte federal tomara una decisión final sobre el pesticida. Dicha acción implica que la EPA no podrá reevaluar el potencial de riesgo de este pesticida sobre la salud humana hasta el año 2022. Ante una decisión tan radical, varias organizaciones ambientalistas como Earthjustice, han unido esfuerzos con un grupo de abogados para pedirle oficialmente a un panel de jueces federales que ordenen a la EPA prohibir permanentemente el Clorpirifos basados en sus propias pruebas científicas. 

Fuente: The Guardian US.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes