Domingo, 29 Enero 2023

Con la siembra de 100 árboles bajo una lluvia intermitente un grupo de aproximadamente 40 personas celebraron el Día de la Tierra en los alrededores del río Fucha en la localidad de Fontibón. La actividad estuvo encabezada por el Jardín Botánico de Bogotá y el programa internacional Hijos de la Madre Tierra, quienes se encargaron de sembrar cinco tipos de árboles nativos del país como una manera de resarcir el daño hecho a la tierra.

“Hay muchos tipos de contaminación, tenemos contaminación aérea, sonora, visual; sin embargo, la labor tiene que iniciarse desde algún punto. La arborización que llevamos a cabo con el Jardín Botánico es el primero de muchos pasos. Después tenemos que involucrar a la comunidad para que haya un constante apoyo y mantenimiento sobre el proyecto”, señaló el ingeniero de plantación Gabriel Celis. Al presentar el terreno, a las 8:30 de la mañana, empleados de la institución se encontraban trabajando la tierra y dándole mantenimiento a un sector que ya contaba con árboles carisecos que apenas tenían unas semanas de haber sido plantados.

Aunque hoy solo se sembraron 100, el plan de la institución prevé sembrar más de 1.600 árboles en toda la zona para así ayudar a la recuperación del río Fucha. De acuerdo con la gestora social del Jardín Botánico, Heidy Tussó, la ronda del río “no se respeta”, pero aún se puede recuperar. Las rondas de los ríos es una franja de terreno que los bordea de ambos lados y según el Decreto 1106 de la Alcaldía de Bogotá están contempladas como zonas de reserva. “Esta zona era muy linda. Lo que vemos feo es culpa de nosotros”, afirmó Tussó.

Celis también explicó que se está buscando sembrar árboles colombianos para que su adaptación al terreno sea más sencilla. Se plantaron árboles de guayabo, aliso, velitas, tabaquillo y cariseco. No obstante, advirtió que el suelo colombiano tiende a ser muy ácido y que por ello los árboles tienen problemas para crecer. Para tratar el problema, el Jardín Botánico aplica dosis de cal y una mezcla química que hasta el momento ha dado resultados.

Como parte del evento, también se realizó un ritual para agradecer a la madre tierra los recursos que provee. Isha Nieves, palabra mayor del cabildo indígena Muiscas dirigió la actividad y exhortó a todos a ver a la tierra como un igual, sin jerarquías. Luego se unió a la plantación y adoptó uno de los árboles.

Para finalizar, Tussó se refirió a las mascotas domésticas como agentes contaminantes y pidió que evitaran que los perros orinen en los tallos de las plantas para marcar el territorio, ya que la orina quema la corteza y atrae a más perros, de manera que el daño se promueve.

siembra2

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes