Sábado, 19 Octubre 2019

En San Onofre, Coveñas y Corozal, el riesgo de la época invernal no solo es por el de los derrumbes e inundaciones sino también por la presencia de serpientes y caimanes que han llegado hasta sus calles.

Según Rodolfo Medina, residente del corregimiento Lucerito en Corozal, desde el comienzo de las lluvias es común encontrar serpientes en las calles del corregimiento e incluso dentro de las viviendas, a donde han llegado, al parecer, tratando de encontrar zonas secas.

"Cada vez que llueve duro siempre se aparecen culebras en esta zona. Muchas veces la lluvia hace que las quebrabas se desborden y el agua se venga para esta zona arrastrando a las culebras. Hace una semana yo encontré una debajo de mi cama, como que se metió por la ventana. Un vecino de la calle siguiente ha matado como 4 en su casa", expresó Medina a medios locales.

Pero las corrientes e inundaciones no solo han sacado de su hábitat a serpientes, sino también a caimanes y babillas que también representan un peligro para las personas. "En esta zona existen muchas pozas en donde hay bastante babillas, lo que sucede es que cuando el agua se rebosa ellas tratan de huir a zonas más altas y es cuando llegan a territorios habitados por personas. Una babilla mató a un gato y según nos comenta un vecino el encontró una cerca a su hijo de 4 años, por suerte el animal no alcanzó a atacarlo", agregó Medina.

serpiente MapanáSegún la Gobernación de Bolívar la especie mas común en la zona es la 'Mapaná'. Hasta el momento, 3 personas han sido mordidas. / Crédito: El Meridiano

 

Luís Sotelo, de la oficina de Salud Pública de la Gobernación de Sucre, ratificó que su despacho ha recibido las denuncias de los habitantes de estas zonas. El funcionario confirmó que hasta el momento 3 personas han resultado con mordedura de serpientes aunque ninguna ha estado en peligro. "Hemos tenido reporte de 3 accidentes ofídicos, que han sido atendidos rápidamente por los cuerpos médicos. Todos los casos fueron por encuentros sorpresivos con la especie conocida como 'Mapaná' de un veneno muy fuerte. De igual forma hemos tenido más de 50 reportes de personas que dicen haber visto serpientes en las zonas de alta presencia de personas y además nos reportaron el caso de un felino que fue devorado por una babilla" manifestó Sotelo.

La Gobernación departamental aseguró que un equipo de expertos en cuidado y manipulación de reptiles hará patrullajes en la zona y pidió a las personas no acercarse a estos animales.

 

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes