Domingo, 18 Agosto 2019
Consumer Reports le presenta lo que debe saber sobre la reducción de visión a medida que avanzan los años y las distintas causas.

ojo                                                                                                       Foto: Pixabay.com

Preocuparse por perder la visión es uno de los temores más grandes en las personas, más aún cuando se va envejeciendo. Algunos fabricantes de medicamentos, suplementos y lentes, e incluso médicos, aprovechan ese miedo, recomendando tratamientos que son caros, innecesarios e incluso arriesgados, sin embargo, en este artículo conocerá lo que necesita tener presente para cuidar sus ojos. A continuación lo evidenciado por Consumer Reports. 

Cataratas

Ver que se nubla el lente del ojo y afecta seriamente la visión es lo que se denomina “catarata” y la única forma de curarla es mediante cirugía para reemplazar el lente defectuoso por uno artificial, generalmente el procedimiento es muy seguro y efectivo, se realiza de manera ambulatoria y solo requiere anestesia local para adormecer el ojo.

Las investigaciones muestran que para la mayoría de las personas, los únicos requisitos preoperatorios son que no tenga una infección y tenga una presión arterial, así mismo, un ritmo cardíaco normales. Sin embargo, muchos médicos ordenan rutinariamente otras pruebas, como hemogramas y electrocardiogramas, como sería necesario antes de un procedimiento importante. Eso es una exageración, según la Academia Americana de Oftalmología.

Esas pruebas pueden incluir copagos elevados y provocar falsas alarmas que pueden demorar la cirugía o hacer que se someta a pruebas adicionales, como una radiografía de tórax o una ecografía. Entonces pregunte si su médico planea recomendar tales pruebas y, si es así, si puede omitirlas.

Tenga cuidado con los lentes premium. En la cirugía de cataratas estándar, los médicos extraen el lente nublado y lo reemplazan con un lente monofocal artificial, que proporciona imágenes claras tanto de cerca como de lejos. Hay lentes multifocales que hacen ambas cosas, por lo que no tiene que usar gafas.

Una vez puede considerar una lente intraocular de calidad superior: si tiene astigmatismo o una córnea de forma irregular.

Glaucoma

El tratamiento también es clave, porque el glaucoma puede llevar a la pérdida permanente de la visión. Pero el tratamiento, que a menudo requiere varias gotas oculares diarias diferentes, puede ser costoso y complicado.

El glaucoma a menudo no se diagnostica porque no causa síntomas hasta que disminuye la visión, momento en el que el tratamiento ya no ayuda. Por lo tanto, las personas de 40 a 60 años de edad deben considerar ser examinadas por un oftalmólogo u optometrista cada tres a cinco años; los mayores de 60 años necesitan un examen ocular cada uno o dos años.

Medir la presión ocular, no es suficiente, el examen también debe incluir una oftalmoscopia, que consiste en examinar el nervio óptico. Si tiene presión ocular elevada pero no hay otros signos de glaucoma, es posible que no necesite comenzar el tratamiento, pero sí su médico deberá examinarlo con más frecuencia.

El tratamiento más común para el glaucoma son las gotas oculares conocidas como análogos de prostaglandinas (PGA), estas reducen la presión ocular, sin embargo, muchas personas necesitan varios medicamentos para controlar el glaucoma, lo que generalmente significa agregar una gota de bloqueador beta, pero debe ser consultado con el médico.

Para aplicar de manera adecuada las gotas debe inclinar la cabeza hacia atrás y bajar la tapa inferior con el dedo para formar un bolsillo. Sostener la punta del gotero cerca del ojo sin tocarla y presionar una gota en el bolsillo. Cerrar el ojo durante 2 a 3 minutos, inclinar la cabeza hacia abajo y presionar suavemente la esquina interna del ojo. Tratar de no parpadear es indispensable. Si necesita más de una gota en el mismo ojo, espere al menos 5 minutos entre las gotas para dejar que la primera gota se absorba.

Degeneración macular

La degeneración macular está relacionada con la edad, el área pequeña cerca del centro de la retina, causa la pérdida de visión en el centro de su campo visual, lo cual dificulta la lectura y la visualización de detalles finos.

La enfermedad es más común en personas de más de 60 años, razón por la cual a menudo se denomina degeneración macular asociada con la edad (DMAE o DME).

Existen dos tipos de DME:

• La DME seca ocurre cuando los vasos sanguíneos bajo la mácula se vuelven delgados y frágiles. Se forman pequeños depósitos amarillos, llamados engrosamientos localizados. Casi todas las personas con degeneración macular comienzan con la forma seca.

• La DME húmeda ocurre solo en alrededor del 10% de las personas con degeneración macular. Crecen nuevos vasos anormales y muy frágiles bajo la mácula. Estos vasos dejan escapar sangre y líquido. Este tipo de DME causa la mayor parte de la pérdida de la visión asociada con la enfermedad.

Los médicos no están seguros de lo que causa la DME. La enfermedad es poco común antes de los 55 años y con mucha frecuencia se observa en adultos de 75 años o más.

Los factores de riesgo para la DME son:

• Antecedentes familiares de la enfermedad
• Ser de raza blanca
• Tabaquismo
• Dieta rica en grasas
• Ser mujer

Suplementos dietéticos o inyecciones mensuales con un oftalmólogo son los tratamientos que debe seguir.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes