Jueves, 2 Abril 2020

El reciente movimiento telúrico que vivió Ecuador y que ha dejado cerca de 420 muertos hace reflexionar a Colombia sobre la posibilidad de una catástrofe similar y que no parece tan lejana si se tiene en cuenta que el país está en una zona de alta vulnerabilidad.

Luego del terremoto de 7,6 grados que azotó la costa Pacífica ecuatoriana este sábado, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo descartó cualquier amenaza de tsunami en el occidente colombiano, especialmente en los departamentos del sur como Nariño y Valle del Cauca, donde se sintió con mucha fuerza el movimiento.

Sin embargo, la cercanía del evento pone a pensar a Colombia en las posibilidades de una catástrofe similar, más si se tiene en cuenta que el país también está ubicado en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, que se caracteriza por una intensa actividad sísmica y volcánica en las zonas que abarca. Las víctimas más recientes y más afectadas han sido Japón, Chile y ahora Ecuador.

“Colombia sí tiene una amenaza por estar en el Cinturón de Fuego, que es una cadena submarina de volcanes y donde además la placa del Pacífico se mete por debajo de la de Suramérica. Esta cadena está activa y preocupa a los científicos de todo el mundo”, aseguró en diálogo con Catorce6 Javier Zamora, biólogo experto en manejo de zonas costeras.

La alerta aumenta al considerar que la energía liberada por los terremotos puede adelantar la ocurrencia de sismos en otras fallas cercanas. “Es decir que si hay una falla muy cargada a punto de activarse, puede que un terremoto cercano termine dándole el impulso final”, advirtió el sismólogo Roger Musson, del British Geological Survey y una de las personas que más saben sobre el tema en el mundo, en declaraciones entregadas a BBC Mundo.

Y es que Colombia ya ha vivido catástrofes provocadas por movimientos telúricos y tsunamis. Una en 1906 que se generó por un terremoto en Perú y otra en diciembre de 1979 que arrasó con Tumaco, después de un terremoto de 7,9 grados. Este último dejó más de 450 personas muertas y otras 1.100 heridas.

“Los efectos del tsunami, conocido en esa época como maremoto, que azotó a Tumaco demostró que esta región es la de más alta vulnerabilidad en el Pacífico colombiano”, sostiene Zamora.

Por ese acontecimiento y la alerta que existe en el Cinturón de Fuego del Pacífico, el país se ha venido preparando y “hoy existe el Comité Técnico Nacional de Alerta por Tsunami, liderado por la Comisión del Océano y que se apoya en distintas instituciones como la Armada y el Servicio Geológico Nacional”.

Este comité ha dado paso al funcionamiento de herramientas especializadas tanto en tierra como en el mar colombiano que permiten generar alertas tempranas en caso de un evento de esta envergadura. Al respecto, Zamora aclara que “un tsunami avanza a velocidad crucero a 700 kilómetros por hora y estas herramientas podrían predecir el evento en sectores como Tumaco hasta 25 minutos antes… Además, en Tumaco ya hay zonas de evacuación establecidas y señalización adecuada”.

Sin embargo, hace falta avanzar en reducir la vulnerabilidad, que en estos momentos es alta, frente a un posible fenómeno natural de este tipo, pues en lugares como Tumaco se presentan dificultades en materia social, como por ejemplo alta densidad de la población y fragilidad en las conexiones terrestres con el resto del departamento.

Foto EFE

Foto: Cortesía EFE.

0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes