Domingo, 25 Octubre 2020

Su tamaño es de más de la mitad de la isla de Puerto Rico y prendió las alarmas entre los científicos pues aumentará el nivel del mar.

Inesperadamente una grieta antigua en el hielo del Ártico, en el Polo Sur, comenzó a tomar velocidad a finales del año pasado y ahora parece inminente que provoque el desprendimiento de un icberg que es la mitad de grande de la isla de Puerto Rico. Ahora solo 20 kilómetros de hielo mantienen unido al bloque de 5.000 kilómetros cuadrados con la masa continental.

La grieta es de unos 100 metros de ancho y se estima que es de medio kilómetro de profundidad, según las imágenes que ha publicada la Nasa.

Iceberg

Foto: Nasa

En las últimas horas, un grupo de investigadores de la Universidad de Swansea, Gales, afirman que la pérdida de una pieza de ese tamaño dejará al resto de la plataforma de la Antártica vulnerable a rupturas futuras, pero además que si se desprende, los glaciares acelerarán su movimiento hacia el mar, lo que tendría un impacto en el nivel de las aguas pues puede aumentarlo hasta en 10 centímetros.

Los investigadores son claros en advertir que las razones principales son geográficas, sin embargo, el cambio climático contribuye a la ocurrencia de desprendimientos gigantes, como ya ha ocurrido en años anteriores.

Las consecuencias se sentirían incluso en las costas colombianas. Está demostrado que el aumento del agua de mar puede generar consecuencias catastróficas como la erosión, la inundación de humedales, la contaminación de acuíferos y de suelo agrícola, y la pérdida del hábitat de peces, pájaros y plantas.

0
0
0
s2smodern

Banner Fijo Superior UniAndes