Jueves, 23 Noviembre 2017
Banner Fijo Superior
Existen enfermedades propias del adulto mayor que necesitan mayor protección como, por ejemplo, la neumonía.

Según una investigación de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos - CDC, muchos adultos mayores no obtienen la protección que necesitan. Alrededor del 30 por ciento de las personas de 65 años o más se saltaron la vacuna contra la gripe el año pasado, alrededor de dos tercios no recibieron la vacuna contra la culebrilla recomendada y el 43 por ciento no están al día con las vacunas antitetánicas.

Estas vacunas son de gran importancia para las personas de este grupo de edad. "A medida que envejecemos, nuestro sistema inmune se vuelve mucho menos robusto, lo que significa que no corremos más riesgo de contraer enfermedades como la gripe y el herpes zóster, sino de desarrollar consecuencias potencialmente mortales", asegura William Schaffner, MD, especialista en enfermedades infecciosas en la Universidad de Vanderbilt en Nashville.

hutterstock 17732158                                                             Foto tomada de metodohoffmann.blogspot.com.co

Los expertos recomiendan que estas cuatro vacunas deben estar al día en todos los adultos mayores:

1. Vacuna contra la influenza: La vacuna contra la gripe de una vez al año es imprescindible para los adultos mayores. Según el CDC, hasta el 85 por ciento de las muertes relacionadas con la gripe estacional y el 70 por ciento de las hospitalizaciones relacionadas con la gripe estacional son para personas de 65 años o más. La vacuna generalmente reduce el riesgo en un 40 a 60 por ciento. 

De acuerdo con el CDC, la vacuna Fluzone High-Dose contiene cuatro veces la cantidad de antígeno en las vacunas regulares contra la gripe. Un estudio realizado en 2014 por el New England Journal of Medicine descubrió que los adultos mayores que recibieron esta vacuna tenían un 24 por ciento menos de probabilidades de contraer la gripe que aquellos que recibieron una inyección estándar.

2. Vacuna contra Neumococo: Los adultos mayores son más propensos a desarrollar complicaciones como la neumonía, meningitis e infecciones de la sangre por las bacterias neumocócicas, según Kenneth Schmader, MD, jefe de la división de geriatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Duke. La enfermedad neumocócica mata a aproximadamente 18,000 adultos de 65 años o más cada año. 

3. La vacuna contra el herpes zóster: La culebrilla o herpes zoster ocurre cuando el virus de la varicela latente en casi todos los adultos que tuvieron varicela en la infancia se reactiva en la vida posterior. La condición a menudo produce una erupción ampollosa y dolorosa. Las ampollas usualmente se presentan de 7 a 10 días y desaparecen en dos a cuatro semanas. Pero entre el 20 y el 25 por ciento de las personas continúan experimentando dolor nervioso que puede persistir durante meses o incluso años. 

4. Vacuna Tdap.  La vacuna contra el tétano, difteria y tos ferina es especialmente importante si va a pasar tiempo con un bebé. La tos ferina o pertussis es una infección bacteriana altamente contagiosa del tracto respiratorio que puede ser potencialmente mortal para los niños menores de 12 meses. Y aunque puede causar síntomas significativos en adultos, algunos podrían tener la enfermedad sin saberlo.

Fuente: Consumer Reports


0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Banner Fijo Superior UniAndes