Lunes, 21 Octubre 2019
De empírico y ancestral a científico e industrial, así será la transición del cannabis después de su aprobación para uso medicinal en Colombia.
 
Históricamente los territorios del norte del Cauca y algunas zonas de la cordillera Central llevan años cultivando la marihuana, por lo que se espera que, luego de la aprobación de la Ley 1787, sancionada el pasado 6 de julio por el presidente Juan Manuel Santos, sean diligentes en solicitar la certificación del gobierno para producir y transformar derivados de la planta de cannabis en el país.
 
Según el senador y médico Jorge Iván Ospina, los municipios de Corinto, Miranda, Caloto, Jambaló y Toribío, en el Cauca y la Sierra Nevada de Santa Marta, en el Caribe, podrían pasar fácilmente de un uso lúdico a uno medicinal. En el caso del Cauca, dice Ospina, una vez fue aprobada la reglamentación, el departamento caucano presentó proyectos de investigación ante el Gobierno Nacional para utilizar el dinero de las regalías. Sólo deben avanzar en la consolidación de la licencia y la apropiación tecnológica para fabricación masiva.
 
 
legal marihuana afp1 08
 
 
La Ley 1787 que aprobó el uso medicinal de la marihuana establece que los ministerios de Justicia, Salud y Agricultura reglamentarán su producción, comercialización, fabricación y cultivo./ Foto tomada de eluniversal.com
 
 
La Ley 1787 que aprueba el uso de la marihuana con fines medicinales y científicos en Colombia consta de 19 artículos, entre los cuales exige crear un marco regulatorio que permita el acceso seguro e informado al uso médico y científico del cannabis y sus derivados en el territorio nacional y establece que sea el Ministerio de Salud el encargado de reglamentar el uso medicinal y de otorgar las licencias para su cultivo.
 
Juan Diego Álvarez, asesor del Ministerio, aseguró que la cartera de salud no exige a los laboratorios que obtienen la licencia tener un tipo de tecnología específica para el proceso de producción porque fomentaría la competencia desleal, pero sí facilitaría a las firmas licenciadas aprovechar beneficios tributarios para realizar importación tecnológica.
 
En el momento dos empresas han obtenido la licencia para trabajar con el cannabis en el país: la canadiense PharmaCielo y la nacional Labfarve (Laboratorio de Farmacología Vegetal), las cuales están adelantando investigaciones relacionadas con el cultivo y desarrollo de la planta. El reto de la industria será avanzar en investigaciones de desarrollos que ofrezcan tratamientos efectivos en los pacientes, pues en el momento la fabricación de cannabis se deriva en productos homeopáticos, productos líquidos como gotas y jarabes y productos de aplicación tópica como aceites, ungüentos y cremas.
 
 
0
0
0
s2smodern
Cargando Artículo siguiente ...

Fin de los artículos

No hay más artículos para cargar

Banner Fijo Superior UniAndes