Martes, 25 Julio 2017

Banner La Patria

El animal, que es un importante dispersor de semillas, apareció muerto luego de recibir varios disparos en su estómago.

oso ok ok ok

Foto: Parques Nacionales

En el municipio de Fómeque, entre las veredas Quebrada Blanca y Chinia en Cundinamarca, fue encontrado muerto un ejemplar de oso andino como consecuencia de disparos en su estómago, presuntamente por cazadores que abandonaron el cuerpo del animal que pesaba cerca de 100 kilos.

El oso de anteojos, como es conocida esta especie, es un importante dispersor de semillas, se le conoce como ‘el jardinero del bosque’, por el rol ecológico que desempeña, permitiendo la renovación de las coberturas boscosas.

José Fernando González Maya (PhD) en ciencias de la conservación y asesor de la Car Cundinamarca sostiene además que el oso andino “garantiza un adecuado funcionamiento del ecosistema, pero en su ausencia, el ecosistema se debilita a tal punto que se hace imposible mantener el equilibrio que ofrece bienestar y seguridad a las comunidades, sin osos el bosque pierde funcionalidad”.

Oswaldo Jiménez, director general de Corpoguavio, autoridad ambiental en cuya jurisdicción se dio el lamentable hecho, se refirió con énfasis al trabajo a desarrollar en los siguientes días. “A partir de este momento concentraremos todos nuestros esfuerzos en colaborar con las autoridades de Policía y de Fiscalía con tal de identificar a los asesinos de este ejemplar de oso andino.

Hace apenas 20 días todas las autoridades ambientales del país se unieron para hacer un llamado a la conservación de este animal que está en riesgo de extinción y que habita 23 de los 59 parques nacionales naturales de Colombia.

Vale la pena aclarar que este oso es un ejemplar diferente al osezno que la CAR Cundinamarca buscaba afanosamente en jurisdicción de La Calera en días pasados para ser reubicado nuevamente al interior del Parque Nacional Natural Chingaza.

 

 

bannerINGcivAmb2016 01